Atando CABOS (I)

Hola caragoneter@s 🙂

Como ya sabéis hemos estado recorriendo el norte peninsular; después de pensarlo bien, decidimos ir por costa hasta Galicia y volver por el interior hasta Barcelona. Cuando un amigo nos preguntó cómo resumiríamos la ida, fue muy sencillo: Pueblos con encanto y cabos, muchos cabos.

Así que vamos a hacer un breve repaso de los cabos más impresionantes que hemos visitado además de los pueblecitos que hemos ido encontrando a su paso. En esta primera “entrega” os contamos el trayecto desde Zumaya a Cabo de Peñas.

Atando cabos ( I ): Cabo de Matxitxaco y Acantilado de Tagle.

img_0840_cr2_embedded

El primer cabo al que fuimos a parar fue uno de los primeros sitios que conocimos y uno de los que más nos impresionó: El Cabo Matxitxaco, del qual supimos gracias al foro de furgovw.org buscando furgoperfectos (FP) por la zona; desde aquí hay unas vistas impresionantes al Cantábrico y a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y, aunque en este caso la imagen no expresa ni la mitad de lo que esto es en realidad, aún sigue siendo mejor que cualquier descripción que podamos hacer. Hay que venir aquí para saber lo que se siente.

Antes de llegar a este cabo pasamos por un montón de pueblecitos. Si tuviéramos todo el tiempo del mundo nos habríamos parado en todos y cada uno de ellos, pero por desgracia no es así. Parábamos sólo en los que nos llamaban especialmente la atención o en aquellos que nos habían recomendado antes de venir. Desde Zumaia hasta Machichaco paramos en Elantxobe, Mundaka y en Gatztelugatxe.

*En Lekeitio, aunque nos hubiera gustado, no pudimos parar porque al parecer se celebraba alguna fiesta y estaba imposible para aparcar, así que pasamos todo lo despacito que pudimos y marcamos este sitio como futura visita.

En el siguiente sí: Elantxobe.

img_0453

Elantxobe, en la provincia de Vizcaya, es un pequeño pueblo construido casi verticalmente siguiendo la pendiente de la ladera. Abajo, en el puerto, y con el propósito de coger fuerzas para subir a por la furgo,  nos hicimos unas rabas y un par de cañas en el bar Santi. La gloria.

En la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, perteneciente al municipio de Bermeo, había que parar sin excusas. Amigos, familiares y hasta en instagram, nos habían recomendado esta visita; y ahora que se ha convertido en una de las localizaciones de la nueva temporada de juego de tronos, aún más. (Sí, también somos freaks de GOT, vamos, como todos). img_0804_cr2_embeddedEsta ermita se construyó en el siglo IX y fue convertida en convento en el XII aunque sólo duró como tal apenas durante dos siglos. Su relevancia en siglos posteriores se debe a su posición estratégica de defensa. Siendo también escenario de las maldades de la inquisición, sirviendo (sus cuevas) como cárcel para herejes. Posteriormente fue demolida y reconstruida a finales del sXIX.  Actualmente es un lugar de peregrinación, no esperéis estar solos si queréis ver este encalve tan singular. Aún así, y después de subir sus más de 200 escalones, las vistas no defraudan.

Desde aquí, a unos pocos Kilómetros, llegamos al Cabo Matxitxaco. Entró directo a nuestro TOP5 deFurgoperfectos. Una pasada,  100% recomendable.

Y desde la costa vasca a la costa cántabra. Eso sí, pasando por algunos pueblos de interior.

De Machichaco fuimos por el valle de Liébana a Liérganes. Este pequeño pueblecito de conserva su morfología medieval en perfecto estado. ¿Lo mejor? El conjunto histórico, especialmente el puente de pricipios del sXVII (año 1606), y la cervecita artesana de la zona. Además tiene una área de autocaravanas totalmente gratuita dentro del pueblo ¡Un lujo para nosotros!

Y desde Liérganes, y tras el susto de pensar que nos quedábamos allí tirados con la furgo, (nos costó un par de intentos arrancar), nos fuimos, pasando por Santander, a la siguiente parada: El acantilado de Tagle. Sí, ya sabemos que no es un cabo exactamente, pero merece la pena visitarlo. Uno de los mejores atardeceres de toda la RutaNorte. Éste era un sitio totalmente desconocido para nosotros; así que de nuevo, gracias al foro de FP por descubrirnos un lugar tan especial 🙂

img_0889_cr2_embedded

Imáginaos cómo debe ser despertar aquí.

Y después de un buen desayuno en plena naturaleza, fuimos a la Ermita de Santa Justa. Nos dimos un paseo por la costa de Ubiarque, y ya que estábamos… nos iniciamos en eso del geocaching. Está bien para descubrir cosas muy interesantes sobre algunos lugares conocidos o incluso descubrir sitios nuevos a los que seríamos totalmente ajenos si no hubiese sido por este “pequeño juego”.

¿El siguiente Cabo? Cabo de Peñas, aunque de camino pasamos por pueblos como San Vicente de la Barquera, Ribadesella y Candás. Pero esto, os lo contamos en el próximo post.

Y como siempre, os dejamos algo de info:

2 thoughts on “Atando CABOS (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s